Más que una isla 

 

San Andrés es un lugar imperdible para los amantes de la cultura. El archipiélago cuenta con diversos atractivos musicales, lingüísticos, históricos y arquitectónicos.  El descubrimiento aproximadamente en el año 1508 de parte de los españoles, el establecimiento en 1629 de puritanos ingleses y holandeses y la llegada de los primeros esclavos africanos en 1633 dio origen a la gran diversidad cultural que se vive en el Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina. También, las llamativas casas de madera y la mezcla entre los vistosos colores del Caribe y los elementos arquitectónicos de países como Finlandia, Reino Unido, Alemania y Suiza.

Lengua y música 

Por eso uno de los factores que más muestran la multiculturalidad es la lengua. El idioma oficial es el español, pero el dialecto isleño es el patuá, con presencia del creole, de base lexical inglesa, así como el inglés caribeño.

La música sanandresana es fruto de grandes mezclas culturales. En la isla se encuentran ritmos de todo el mundo, extraídos en mayor número de las tradiciones africanas, afro-antillanas y anglo-antillanas. Este híbrido hace que en la isla se reproduzcan armonías que pasan por géneros como el calipso, el socca, el reggae, la polca, el mentó y el schottist.

Instrumentos musicales propios

También existen instrumentos típicos como el washtube (muy similar a un contrabajo) y el jawbone (una mandíbula de caballo empleada para percusión). En septiembre se lleva a cabo el Green Moon Festival, un evento cultural, musical, gastronómico y de artesanías en donde los conciertos de música caribe son los protagonistas.

Comida única

La cocina es historia viviente del pasado y del presente. Como en todos los pueblos, los aromas y los sabores son, por tradición, parte cultural de la cocina de los isleños y más en este archipiélago, donde los hombres son tan cocineros como las mujeres y hace de la gastronomía un valor único.

En materia gastronómica, el plato tradicional es el rundown o rondón, una mezcla de plátano verde, cerdo salado, caracol, pescado, ñame, yuca y harina.

San Andrés la capital del Archipiélago

La Isla de San Andrés, la capital del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, localizada en medio del Caribe, tiene una forma alargada  que siguiendo el eje norte sur tiene una longitud aproximada de 13 kilómetros y en su porción más ancha en el otro sentido tiene 3.5 kilómetros. En ese mismo eje norte-sur la atraviesa una cadena montañosa, con altitud máxima de 75 msnm, a lo largo de la cual se encuentra La Loma, donde habita un importante grupo descendiente de los primeros pobladores. 

Arquitectura

En La Loma la arquitectura vernácula, se encuentra dentro de un paisaje verde, perneado por las brisas y la vista lejana hacia el mar que ofrece esa localización en altura, en un  hermoso entorno paisajístico, siendo de especial relevancia la arborización.

En el sector de San Luís localizado al costado oriental de la isla, al sur del humedal y de la Bahía Hooker, la arquitectura tradicional presenta una relación directa con el mar.  En este sector la casa isleña, presenta una imagen como la de un barco anclado en la orilla. En la fachada más larga, la que se orienta al mar, la piazza adquiere el mayor protagonismo, se recibe la visita de los vecinos, se dan las interrelaciones sociales.

En el norte de la Isla, se encuentra el sector  Northend. Aquí en este sector, se han dado las mayores trasformaciones. Aquí se fueron localizando los inmuebles institucionales, los del orden ejecutivo, como la Intendencia y la Gobernación, así como los del orden judicial y legislativo, como la Procuraduría y la Asamblea.

Comercio

Los intercambios comerciales, cambios e influencias que se dieron en el Caribe en los siglos XVIII y XIX, llegaron también a la isla de San Andrés. 

Los dos sistemas de entramado de madera ballon frame y platform frame, empleados en el siglo XIX, especialmente en las zonas de influencia anglosajona, fueron usados según las solicitaciones estructurales de las edificaciones. Con el platform se construyeron las edificaciones menores, principalmente las casas, ya que el entramado se armaba horizontalmente, generando cada piso. El otro, el ballon frame se usó en las edificaciones de mayores dimensiones cuyas piezas verticales podían alcanzar dos o tres pisos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *