La Guajira es un departamento de Colombia en el mar Caribe, que limita con Venezuela y abarca la mayor parte de la península de La Guajira. Se diferencia del resto de la geografía del país por sus paisajes desérticos, las dunas de arena gigantes y las haciendas y las villas pesqueras remotas del pueblo indígena Wayúu.

La ciudad capital es Riohacha y tiene una costa bordeada de palmeras, playas y puestos de artesanía, y sirve como vía de acceso para el turismo aventura en la región.

La Guajira se divide en 3 regiones: baja (sur), media (centro) y alta (norte), siendo La Alta Guajira una región en la que predomina el desierto semiárido y dónde se encuentra el Cabo de la Vela y Punta Gallinas. Otra zona para conocer son las increíbles montañas cristalinas en las Salinas de Manaure.

El desierto está dividido en 3 subregiones:

Alta Guajira: Aquí puedes encontrar incomparables paisajes desérticos, dunas de arena, formaciones rocosas, acantilados y playas solitarias en el mar Caribe.

Media Guajira: Este terreno es menos árido, allí predomina la arena roja. Aquí podrá visitar Dibulla, un pequeño pueblo turístico muy tranquilo con paradisíacas playas. También está la desembocadura del río Palomino en el mar, el Santuario de Flora y Fauna Los Flamencos, y la Reserva Natural Musichi.

Baja Guajira: Esta zona se ubica muy cerca de la Sierra Nevada de Santa Marta y de la Serranía del Perijá. Es una región húmeda, rica en flora y fauna. Aquí tiene lugar el nacimiento de innumerables corrientes de agua dulce que se precipitan al mar, como el río Ranchería.

Antes de llegar de Riohacha al Cabo de la Vela, la primera parada que tienes que hacer es en Manaure, un pequeño pueblo de pescadores famoso por sus salinas naturales y coloridas.

En Manaure tendrás la oportunidad de conocer las salinas marítimas más importantes del país, de allí se extrae alrededor del 70% de la sal que se consume en toda Colombia.

El paisaje que encontrarás está compuesto por cerros blancos de sal y charcas de agua marina, donde se producen fenómenos naturales que terminan de evaporar la sal y producen su cristalización.

Para conocer estos lugares al llegar a Riohacha tienes la opción de ir con un tour al Cabo de la Vela y Punta Gallinas desde Riohacha, que incluya transporte, hospedaje y alimentación. Estos tours inician a las 8 a.m. así que puedes llegar un día antes a Riohacha, y disfrutar de su linda playa y caminar por el malecón.

El Cabo de la Vela es un accidente costero que se encuentra situado en el extremo norte de Suramérica, en el sur del mar Caribe; específicamente en la península de la Guajira en Colombia. Es un terreno desértico habitado en su mayor parte por el pueblo indígena Wayúu. Este pueblo llama al lugar con el nombre de Jepirra, que en su cosmogonía es el espacio sagrado donde los espíritus de sus difuntos llegan para hacer su tránsito hacia «lo desconocido».

Una de las mejores playas del Cabo de la Vela y de toda la Alta Guajira, se encuentra justo al lado del Pilón de Azúcar. La playa del Pilón es un hermoso lugar de arena dorada y de un oleaje perfecto.

Otra de las playas de La Guajira que debes visitar en el Cabo de la Vela, es la playa del Ojo de Agua, un lugar cargado de mística Wayúu, donde podrás nadar y caminar hasta lo alto del Cerro Tortuga para disfrutar del hermoso atardecer.

Otra de las playas del Cabo de la Vela que debes conocer es la playa de Punta Arco Iris. Aunque no puedes nadar allí, es un gran lugar para disfrutar del paisaje y tomar algunas fotografías.

Finalmente, ten presente que a lo largo del camino que conduce de Uribía al Cabo de la Vela, y a Punta Gallinas, encontrarás muchos peajes informales montados por niños y adultos Wayuu, quienes esperan recibir algo de tu parte.

Así que te recomendamos que aproveches la parada que se hace para comprar algo de mercado, agua o pan, o puedes llevar ropa, útiles escolares y/o juguetes para los niños. En todo caso, recuerda evitar entregarles plásticos de un solo uso.

También es importante saber que en este par de lugares la única alternativa de alojamiento son las típicas rancherías. Las rancherías son villas construidas por los Wayúu en medio del desierto, y en ellas puedes dormir en chinchorros, hamacas bajo techo tejidas a mano por los indígenas de la región. Sin embargo, es posible dormir en cama con baño privado por un valor adicional.

Las rancherías cuentan con baños públicos, el agua es muy limitada y la energía solo está disponible de 6 a 9 p.m., pero afortunadamente, la comida es deliciosa y dormir frente al mar y bajo un cielo totalmente lleno de estrellas es una experiencia sin igual.

 

https://www.instagram.com/laguajira/

Comparte este artículo y ayuda a alguien que puede perder su equipaje.  

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *